13 de septiembre de 2020

Denver forzó al séptimo partido .

 Cuando todo parecía perdido, Denver lo dio vuelta con mucho amor propio y logró la victoria ante los Clippers 111-98 para forzar el séptimo juego (3-3). Jokic fue el líder absoluto con 34 puntos, 14 rebotes y siete asistencias.



Defensas fantasmas y mucha displicencia fueron las características de Denver en los primeros minutos, en los que no pudo hacer pie. Los Clippers, por su parte, estaban decididos a llevarse el sexto punto y entraron con todo de la mano de Leonard (nueve puntos), Williams y Morris Sr. (cinco puntos cada uno) para irse al descanso ganando por ocho (34-26).


En el segundo periodo la diferencia se acrecentó y esta vez fue Paul George el que comandó el barco (17 puntos hasta el término del primer tiempo) para que los suyos logren cerrar el cuarto con mucha tranquilidad (63-47). 


Todo se modificó en el tercer periodo, en el que Denver, de la mano de Jokic (seis tantos) metió un parcial de 30-16 para colocarse a dos en el marcador (79-77). El mal momento de los Clippers volvió a ser tal en los últimos 12 minutos, en los que los Nuggets no se quedaron con el gusto dulce y pegaron con cinco puntos en fila de Craig para dar vuelta el tanteador (79-82).


Leonard y George empujaron el auto de los Clippers luego, pero la ejecución ofensiva de Denver llegó a su punto más álgido y un doble de Jokic estiró a diez la diferencia con 4:10 restantes. Aquel golpe inicial dejó mareados a los de Doc Rivers que no pudieron reaccionar de nuevo y los Nuggets lograron la victoria 111-98 para forzar el séptimo partido de las únicas semifinales que quedan por disputarse.


Nikola Jokic fue el mejor por amplitud de Denver y cerró la jornada con 34 puntos, 14 rebotes y siete asistencias, a la vez Paul George aportó 33 tantos para los Clippers.


Boxscore oficial del partido.