13 de septiembre de 2020

Andrea Boquete al basquet español la esper el BAXI de Ferrol


En los últimos años, una gran cantidad de jugadoras argentinas han emigrado hacia diferentes partes del mundo para ganar experiencia y potenciar el básquet femenino del país. Una de ellas es Andrea Boquete, quien se unió al BAXI Ferrol luego de una etapa en el Patatas Hijolusa de León, ambos equipos de España. Charlamos con ella sobre este nuevo desafío y la gran presencia de compatriotas en el extranjero, así como también del impacto que ha tenido el Coronavirus en el día a día de los deportistas.


-¿Qué se siente mantenerte una temporada más en Europa? ¿Qué expectativas te genera esta nueva etapa en el BAXI Ferrol?


. Estoy feliz de estar una temporada más en España. Es una liga competitiva que me gusta y tenía muchas ganas de volver a ella. El llamado de BAXI Ferrol me ilusionó mucho, porque es un club con expectativas altas y la institución está llena de ambiciones. Eso es lo que todo deportista necesita y quiere. Estoy muy feliz.


-¿Cuánto las beneficia seguir siendo compañeras a vos y a Julieta Mungo tanto en lo que respecta a la convivencia como en lo deportivo?


. Vivir esta experiencia con Julieta es fenomenal. No puedo pedir nada más. Aunque estemos en etapas muy distintas de nuestras carreras, las dos somos muy competitivas y buscamos las mismas cosas, que son seguir creciendo y madurando como jugadoras. De mi parte, intento ayudarla en su adaptación y en su crecimiento.


- Contame un poco cómo viviste esta situación tan atípica de pandemia, desde lo deportivo y desde lo humano. ¿Cómo está el tema en España?


. Creo que a todos nos sorprendió. Nadie estaba preparado para vivir algo así, pero por suerte el ser humano tiene la capacidad de adaptarse a todo tipo de cambios. Y, en lo que a mi respecta, me adapté bien y nunca dejé de entrenar. Creo que eso me mantuvo bien mentalmente, aunque a veces fue duro. Pero, cuando miro para atrás y analizo todo el tiempo qué pasó y de la manera en que lo viví, eso me hace darme cuenta de que todo es un aprendizaje. Intento sacar lo positivo de todo esto. En Ferrol el tema está bastante controlado. Por suerte, hay pocos casos y espero que siga así. Es lamentable ver las vidas que se van perdiendo por esta enfermedad y eso me rompe el alma. Realmente deseo que todo esto termine. 


-¿Cuál creés que va a ser el principal desafío que van a tener aquellos y aquellas deportistas que no pudieron seguir con sus torneos y tienen que volver a competir? ¿Lo físico se va a ver muy afectado?


. Lo más duro es lo físico y lo mental. Uno puede entrenar en su casa, hacer algo de fuerza o incluso salir a correr, pero no hay nada como estar en competición o así mismo estar en contacto con tus compañeras en el día a día. Eso es clave y la verdad es que estar tanto tiempo inactivo obviamente afecta, pero es algo que quiero creer se recupera rápido. Es una cosa que tenemos que hacer: estar bien cuanto antes, pero realizando las cosas de la manera correcta. 


-¿Cómo evaluas estas últimas charlas que tuvieron con la CABB? ¿Cómo quedó la situación?


. Hoy en día ya esta el cuerpo técnico completo y la verdad es que están trabajando seriamente con todas las jugadoras. Nosotras tuvimos charlas individuales y grupales. También es todo nuevo, obviamente por el COVID-19 y porque varias estamos fuera del país, pero el contacto es permanente y estamos dispuestos a llevar esto adelante para seguir creciendo. 


-¿Qué te genera que haya tantas argentinas por el exterior y cuánto creés que va a influir en el nivel del básquet femenino?


. Es increíble la cantidad de jugadoras que están en el exterior. Estoy feliz porque, sin dudas, esto es un crecimiento para el básquet femenino de la Argentina. Todo lo que podamos hacer para seguir creciendo como jugadoras debemos hacerlo y emigrar a la mejores ligas del mundo y en especial a Europa es clave para ello.